¿Té matcha al jengibre o matcha latte de vainilla y coco? ¡Difícil elección!

Te proponemos dos formas nuevas de disfrutar de tu té matcha calentito, todas muy ricas y muy sanas 🙂

Té matcha al jengibre

Entre las muchas propiedades del jengibre hoy queremos destacar 3:

  • Ayuda al sistema digestivo
  • Efecto anti-inflamatorio
  • Ayuda a la pérdida de peso

Por eso, nuestra propuesta de té matcha al jengibre es ideal para tomar entre horas (tiene efecto saciante) o como sustituto del café de después de comer (nos ayuda a hacer la digestión). También ayuda si tienes dolores musculares o menstruales.

Si a esto le añadimos las propiedades del matcha y lo bien que combinan los dos sabores, ¡no hay quien se resista!

Paso a paso:

  1. Pon unos trocitos de jengibre pelados en agua y caliéntala hasta que hierva. Apaga y deja reposar hasta que esté a 80º aproximadamente.
  2. Añade tu cucharita de té matcha a un bol.
  3. Preparamos el té matcha con el agua en la que hervimos el jengibre, batiendo con el agitador hasta que esté totalmente disuelto y haga espuma.
  4. Para acabar, podemos añadir los trocitos de jengibre hervido.

Opciones: la cantidad de jengibre se añade al gusto, para empezar la recomendación es dos o trs cubitos pequeños por cada taza que vayas a preparar con el agua. Si te sabe mucho a jengibre siempre puedes rebajarlo añadiendo agua al final 🙂

 

Matcha latte de vainilla y coco

Si eres como yo y te gusta lo dulce y darte un capricho de vez en cuando, tengo buenas noticias para ti. Te traigo una receta deliciosa y baja en calorías que conquistará a tu paladar.

Ingredientes (para dos):

  • Leche de soja (de la normal, sin sabores)
  • 2 cucharaditas de té matcha culinario
  • 1 cucharadita de sirope de agave (u otro endulzante que prefieras)
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • Un chorrito (5 cl) de leche de coco
  • Nuez moscada

Paso a paso:

  1. Poner la leche de soja (previamente calentada), el matcha, el edulcorante y el extracto de vainilla en un bol y mezclar con el agitador (chasen).
  2. Dividir en dos tazas o en el recipiente donde vayamos a servir y batir con el espumador electrico hasta que tenga una capita de espuma.
  3. Añadir leche de coco y nuez moscada al gusto.

Opciones: se puede disolver el matcha en un poquito de agua caliente antes de añadir la leche y el resto de ingredientes del paso 1. La receta original es con leche pero a mi personalmente me resulta más fácil primero hacer un matcha espeso y después añadir la leche caliente. Mi consejo: proporción leche/agua al gusto 🙂

Deja un comentario

captcha

Publicar comentario