Matcha: con M de Mindfulness

El concepto Mindfulness

El inglés tiene esos conceptos que a veces resultan difíciles de traducir literalmente. Mindfulness es uno de ellos. Literalmente se traduce como concienciación, pero es mucho más que eso. Es un estado mental, una actitud. Para mí es estar despierta, consciente de ti misma, de tu cuerpo, de tus sentimientos, de lo que pasa a tu alrededor. Es tener los sentidos más alerta y una actitud más respetuosa y positiva hacia la vida. Valorar los pequeños detalles, dar gracias por esas cosas que damos por hechas pero que mucha gente no tiene.

Matcha y yoga

Desde que empecé con el proyecto FitGreen cada vez veo más conexión entre el mundo del matcha y la idea de mindfulness. También con el yoga. Para mí, el matcha y el yoga tienen efectos parecidos: mindfulness para la mente y energía para el cuerpo. Cuando estoy estresada, agobiada y quiero hacer reset una sesión de yoga me sienta de maravilla. Lo mismo me sucede con el matcha. Cuando el día se tuerce, las cosas no salen, mi momento matcha suele enderezar el camino. Me ayudan a liberar la mente, a concentrarme en lo que de verdad importa y a disfrutar mejor los pequeños momentos de la vida.

En palabras de una de nuestras Fitgreeners “el matcha me hace sentir bien, no sé como explicarlo, pero me da una sensación de calma, energía y bienestar que me ayuda a concentrarme y a estar mejor”.

La importancia de dar las gracias

Hoy en día el mundo que nos rodea nos empuja a enfocarnos en lo que no tenemos, a ver todo lo que los demás hacen y nosotros no, lo que ellos tienen y nosotros no, lo felices que son y nosotros no. Y eso lleva al desencanto y a la insatisfacción cuando en realidad tenemos mucho que agradecer.

Te proponemos un ejercicio. Durante una semana, busca cada día algo que te haga sonreír, que te haga sentir bien. Puede ser la luz del sol en la cara de camino al trabajo, un gesto bonito de un amigo que no esperabas, unos niños jugando y riendo como solo los niños lo hacen. Cualquier cosa, os aseguro que hay muchas. Haz un esfuerzo y fíjate en todos esos maravillosos detalles que suceden a tu lado constantemente. Identifica por lo menos un momento al día y da las gracias por el. Es un ejercicio muy simple y a la vez muy poderoso.

Deja un comentario

captcha

Publicar comentario