Receta de fondue de frutas con chocolate al matcha

Una de mis formas preferidas de incorporar el matcha a los postres es combinándolo con chocolate blanco. Al ser más dulce que el chocolate negro, queda muy bien con el toque más fuerte del matcha. Ya lo vimos en recetas tan ricas como los Pocky Matcha (uno de mis clásicos, a día de hoy nadie me dijo que no le gustaba, ¡éxito asegurado!), y hoy os lo traigo combinándolo con fruta. Una receta muy sencilla que hará las delicias de mayores y pequeños.

Receta de fresas con chocolate al matcha

Ingredientes (para 4 personas):

  •  Tableta de chocolate blanco para postres
  • 1 cucharadita de FitGreen matcha
  • Fruta variada (a mi me encanta con fresas pero la mandarina, el kiwi o los arándanos también combinan muy bien)

Preparación:

1. Derrite el chocolate blanco. Se puede hacer tanto al baño María como con el microondas. Si lo haces al microondas, tienes que calentar en intervalos muy cortos, cuidado con no pasarse de tiempo que es fácil que se queme. Si te queda muy espeso, añádele un poco de leche hasta tenerlo como a ti te gusta.

2. Añadir el matcha y mezclar bien hasta que quede uniforme. Empieza por una cucharadita de matcha y, si te gusta más fuerte, ve añadiendo hasta conseguir el sabor deseado.

3. Servir y disfrutar.

  1. Si lo haces en modo fondue, sirve el chocolate al matcha en un recipiente y directo a la mesa. Si se te enfrió o solidificó un poco, unos segundos de microondas lo solucionan. Para las frutas, ten en cuenta que deben ser cómodas para mojar en el chocolate. Si las cortas en rodajas pon palillos largos (estilo brocheta) o tenedores pequeños. Si vas a usar fresas, queda muy bien ponerlas enteras y usar las hojas para agarrar.
  2. Otra opción es prepararlo previamente y servirlo como postre frío: fruta recubierta de chocolate al matcha. Para bañar las frutas en chocolate es mejor trasladar el chocolate a un recipiente estrecho. Así, con menos cantidad de chocolate conseguimos más profundidad y podemos cubrir toda la fruta al introducirla en el chocolate. Vamos mojando las frutas en el y colocándolas en la fuente donde vamos a servir. Después a la nevera a enfriar (a temperatura ambiente se derrite muy fácilmente) hasta que llegue la hora del postre.

Deja un comentario

captcha

Publicar comentario