¿Cómo se produce el matcha FitGreen?

El matcha es un té verde en polvo japonés de altísima calidad. Se usa en las ceremonias del té en Japón desde hace más de 800 años.

El matcha se ha hecho muy popular por sus increíbles beneficios para la salud y su versatilidad como ingrediente y hoy lo podemos comprar en España y disfrutar casa. Pero para que el matcha llegue a nosotros debe pasar por proceso muy laborioso y muy interesante.

Hoy te queremos contar el proceso de producción de FitGreen matcha, desde que la hoja está en la planta hasta que llega a tu casa.

El cultivo

El matcha es un té verde y, como tal, proviene de la planta Camellia Sinensis. Esta planta ha sido cultivada durante cientos de años y el proceso se ha ido mejorando con los años, a veces, por la misma familia. Por esta razón podemos decir que hoy en día disfrutamos de uno de los mejores matchas de la historia.

Uno de los cambios que se han introducido ha sido el uso de fertilizantes. Los fertilizantes hacen que el matcha resultante sea de mejor calidad según los criterios tradicionales japoneses: espuma, sabor, color.

En el caso FitGreen, nuestro matcha Premium se produce siguiendo este proceso, para obtener la máxima calidad posible. El matcha orgánico sigue el mismo proceso que explicamos en este post pero sin recibir ningún tipo de fertilizantes durante su cultivo.Té FitGreen matcha

 

A finales de marzo o principios de abril, cuando los primeros brotes empiezan a aparecer, la planta se cubre con una tela. Se mantiene así entre una y tres semanas. Este proceso de cultivo a la sombra es realmente uno de los factores más importantes a la hora de cultivar té verde. Es gracias a este proceso, que las plantas sobreproducen clorofila (y por lo que tienen ese color verde tan intenso).

Té FitGreen matcha

La ausencia de luz solar resulta en la conservación de aminoácidos que da al té su sabor característico. Adicionalmente, la superficie de las hojas se hace más ancha, haciéndolas más tiernas y delicadas. El simple proceso de no permitir entrar la luz solar ayuda a estas plantas a convertirse en algo diferente.

 

La cosecha

En el calendario lunar tradicional japonés el “hachijuhachiya” marcaba el día de la primera cosecha (88 días después del comienzo de la primera vez) y solía ser a finales de abril o principios de mayo. A esta primera cosecha es la del Shincha (“té nuevo”) y es la de más calidad, sabor y nutrientes, que la planta ha estado guardando durante el invierno. Las cosechas sucesivas serán de menor calidad y nunca serán utilizadas en un matcha auténtico.

Hoy en día el té no se cosecha en el día exacto cada año si no que se busca el día en que la planta esté en su mejor momento dependiendo del tiempo que haya habido durante la temporada.

La recogida es un proceso delicado y se realiza manualmente de manera que las hojas no se dañen en absoluto.

El vapor

Una vez que las hojas se han recogido se someten lo más rápido posible (menos de 20 horas) a un proceso de vapor suave para detener la oxidación natural de las hojas. Este proceso dura solamente unos 15 segundos pero es clave para retener el aroma, el color y los nutrientes del té. Este proceso es una de las diferencias entre el té verde japonés y otros tipos de té.

Después del vapor, las hojas se enfrían rápidamente para prepararlas para el siguiente paso.

Té Fit Green matcha

El secado

Las hojas para hacer tés como el gyokuro o el sencha no realizan este paso y son enrolladas. Por eso este es un paso exclusivo del Tencha, el té a partir del cual se hace el matcha. Ten significa “molino” o “mortero” y cha significa “té”.

El secado tiene varias fases y se realiza con un flujo de aire muy suave. En este paso también se quitan los tallos y las venas, dejando sólo la mejor parte de la hoja.

' Tencha-ro ' Fit Green matcha

Las hojas de tencha están listas para pasar al último paso en el que se convertirán en matcha.

El molido

Las hojas frías de tencha se muelen en molinos de piedra, una herramienta que ha sido usada para hacer matcha durante cientos de años. Este molino transforma las hojas en un polvo fino. ¿Por qué de piedra? Para mantener la temperatura lo más baja posible, ya que el calor podría dañar la calidad del té. Hace años, estos molinos se operaban a mano pero en la actualidad se usan molinos automatizados que producen un matcha ultrafino.

Aunque este molino es extremadamente efectivo, es un proceso lento que puede tardar más de una hora para obtener 30 gramos.

Fit Green Matcha

Después de que el matcha está molido, se tamiza para asegurar la mejor calidad.

Conclusión

Espero que esta breve explicación os ayude a comprender mejor todo el trabajo y el esfuerzo necesario para que podamos disfrutar de nuestro matcha FitGreen.

Deja un comentario

captcha

Publicar comentario