¿QUÉ ES EL MATCHA?

El té matcha es un tipo de té verde que se diferencia del que consumimos habitualmente por estar en forma de té en polvo en lugar de en forma de hoja. Al estar triturado, cuando hacemos un té con matcha consumimos toda la hoja y nos beneficiamos de todas sus propiedades, lo que no ocurre con los otros tés que hacemos en infusión. Un vaso de matcha equivale a 10 vasos de té verde en contenido en antioxidantes y valor nutricional.

ORIGEN Y PRODUCCIÓN

El matcha es originario de China pero alcanzó su máximo esplendor en la cultura japonesa, donde ganó gran prestigio al ser utilizado en la ceremonia del té.  Actualmente se cultiva y consume principalmente en Japón, aunque sus múltiples beneficios lo están haciendo popular por todo el globo.

Sus características especiales se consiguen a través de un cuidado proceso de recolección y secado, siguiendo el método tradicional japonés. El proceso comienza tres semanas antes de la recolección, cuando las plantas de matcha se cubren con una pesada lona. Esto hace que hace que las hojas adquieran un tono más verde y se desarrollen más lentamente, retrasando su crecimiento y generando más nutrientes. Una vez las hojas alcanzan el desarrollo adecuado, se recolectan y se secan en una superficie plana. A continuación, se retira el tallo y las venas y se muelen para dar lugar al té matcha en polvo.

Rico en antioxidantes

Los antioxidantes son los nutrientes y enzimas responsables de luchar contra los efectos negativos de la radiación UV, dándonos una apariencia más joven de la piel, y evitando una serie de enfermedades que amenazan la vida. Los antioxidantes son algo que todas las personas conscientes de la salud buscan de alimentos tales como frutas crudas, verduras verdes, y (no olvidemos) chocolate negro. El primer beneficio asombroso del té verde de Matcha es que apenas un tazón de fuente proporciona sobre 5 veces tantos antioxidantes como cualquier otro alimento – el más alto clasificado por el método de ORAC (capacidad de la absorbencia radical del oxígeno).

El té matcha tiene 137 veces más antioxidantes que el té verde que se consume en infusión.

Aumenta el metabolismo y ayuda a quemar calorías

Se ha demostrado que beber matcha también aumenta el metabolismo y ayuda a quemar grasas alrededor de cuatro veces más rápido. Una vez más, a diferencia de muchos complementos dietéticos del mercado, el matcha no causa efectos secundarios negativos como el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Te ayuda a desintoxicar de forma natural

Debido a la forma en la que se produce el matcha, las hojas contienen un nivel altísimo de clorofila. La clorofila le da al té su vibrante color verde pero también su poder deintoxicante. El matcha ayuda a eliminar naturalmente los metales pesados y las toxinas del cuerpo.

Relaja cuerpo y activa la mente

Gracias a estudios científicos sabemos por qué el matcha te ayuda a alcanzar un estado de relajación del cuerpo y estimulación de la mente: se debe a la teanina. Este aminoácido promueve la producción de ondas alfa en el cerebro que induce relajación sin la somnolencia inherente a otras sustancias.

Mejora el estado de ánimo y ayuda a la concentración

Otro efecto secundario de la teanina es la producción de dopamina y serotonina, que mejoran el estado de ánimo, la memoria y la concentración ¡algo de lo que cualquier persona se puede beneficiar!

Disminuye el nivel de colesterol y azúcar en sangre

Varios estudios en diferentes poblaciones han demostrado que las personas que beben té matcha consistentemente tienen niveles más bajos de colesterol “malo”, mostrando al mismo tiempo niveles más altos de colesterol bueno. Los hombres que beben té verde matcha son aproximadamente un 11% menos propensos a desarrollar enfermedades del corazón que los que no beben matcha.

Fuente de energía

El matcha, por su única combinación de L-teanina y cafeína, nos proporciona una energía estable y duradera. Perfecto para antes de entrenar o trabajar.